Trabajar desde casa era algo a lo que pocas personas estaban acostumbradas previo a la aparición del COVID-19 y a consecuencia de la repentina migración al mundo digital, se les fue arrebatada la posibilidad de adaptarse paulatinamente. Pese a lo anterior podemos asegurarte que se le puede sacar un gran provecho al home office, solamente es necesario establecer un plan de acción que te permita acoplarte al medio.   

En MGTI te damos cinco recomendaciones con las cuales podrás mejorar tu productividad laboral desde el hogar:

  • Define tus horarios:

Tener definidas las horas en las que vas a realizar cada cosa te será de mucha ayuda para desempeñarte día con día en tu trabajo. Establece cuando vas a comer, para ir al baño, descansar, la hora en la que vas a despertar, entrada y salida del trabajo (si es que en donde trabajas no te ponen un horario preestablecido), etc. Gracias a esto podrás mantener la calma, reduciendo el estrés y la tensión que pudieras sufrir.  

  • Compórtate de manera similar a como lo hacías presencialmente:

Estar acostado con tu pijama puesta es muy relajante, pero debo recordarte que vas a trabajar no a descansar. Despiértate con tiempo para que puedas comer y arreglarte, aquello te facilitará la generación de una disciplina y así mantener la seriedad que cualquier empleo demanda a mayor o menor medida, acercándote más a sentirte como si estuvieras en la oficina.    

  • Prepara tu lugar de trabajo:

Busca un lugar en donde el espacio y la luz sea suficiente para utilizar la computadora cómodamente, de preferencia que sea un escritorio o una mesa. Siéntate derecho en tu silla, evita reproducir videos o audio que te pueda distraer, concéntrate en tus tareas, revisa tanto la intensidad como la velocidad de tu conexión a Internet y mantén ventilada la zona.    

  • Despégate de la computadora:

Relacionado con el primer punto, debes destinar uno que otro espacio libre con tal de dejar la computadora a un lado. Seguramente te sentirás tentado a llevar a cabo otras obligaciones, nosotros sugerimos abstenerse a ejecutar dichas tareas y relájate antes de tener que regresar al ordenador.  

  • Comunícate con compañeros, amigos y familiares:

La pandemia ha obligado a que la gente se tenga que encerrase para reducir la taza de contagios, pero eso no tiene que ser un impedimento a fin de mantener la comunicación con tus seres queridos, tienes a la mano diversos aparatos electrónicos con los cuales interactuar con aquellas personas tan importantes para tu vida. Relacionarse con otros va a ayudar a tu paz mental en estos tiempos de aislamiento.

Con la pandemia aparentemente lejos de terminar, la realización del home office se ha vuelto una prioridad para superar esta dura etapa que nos tocó vivir e independientemente del avance que haya respecto a la enfermedad, el trabajar a distancia va a ser algo que las empresas van a tomar más en cuenta a partir de este momento.